Festiland LPG

Ubicación Los Palos Grandes, Caracas
Arquitectura Víctor Sánchez Taffur
Colaboración María Claudia Escalona
Año de proyecto 2011
Año de construcción 2011
Supervisión de Arquitectura STA
Gerencia de obra Amador Gómez
Proyecto de Iluminación STA
Superficie 230 mt2
Modelos 3d y renders María Claudia Escalona
Maqueta Vanessa Arias
Fotografía STA


Diseñar un espacio interior para exhibición y venta de piñatas tiene que ver con organizar una vasta cantidad de productos notablemente distintos entre sí, tanto en tamaños, como en formas, colores e incluso motivos. Es decir, se debía partir de un inventario variado, denso y complejo para convertir esto en un potencial insumo de proyecto. La piñata es el objeto que tradicionalmente reconocemos como protagonista de las fiestas infantiles en Venezuela. Una piñatería, por tanto, es un lugar colorido que almacena y exhibe a la vez todos los artículos que acompañan este particular objeto del imaginario local. Para dar respuesta a este encargo,se realizó una propuesta sencilla, austera, y “sincera” constructivamente, ya que en todos los casos se permite apreciar la lógica constructiva y cómo han sido pensadas y ensambladas cada una de las partes del proyecto. 

El orden

Como idea de proyecto, se establecieron unas reglas claras y se dispusieron una serie de elementos que ayuden a jerarquizar espacios y formas dentro de un contenedor de 6 mts de ancho x 22 mts de largo x 5 mts de alto, a partir de esto se empezó a componer. En la planta baja, a nivel acceso, se menejó la noción de un espacio único y fluido. Este gran espacio, aunque posee zonas diferenciadas entre sí, permite que se mantengan conectadas a través de un circuito. En este mismo nivel, la circulación se organiza en el sentido largo, en torno a un eje central. El mesón de la caja hace las veces de nodo conector que articula los recorridos de los dos pasillos. Toda la composición formal-espacial  que conecta los usos queda supeditada a este desplazamiento en horizontal: hall de acceso y todas las zonas temáticas así como los baños, la zona posterior de servicio y finalmente la escalera lateral.

En la planta alta, los espacios de oficina, sala de reunión y depósito son independientes y se ordenan modularmente en función del ritmo estructural de columnas y vigas. Para lograr una conexión visual desde las oficinas y la sala de reuniones, hacia el hall de acceso de planta baja, se ha derribado una pared existente cuyo vacío permite ahora disfrutar de la doble altura. Esta operación básica, por otro lado, permite mirar las piñatas colgadas en el techo del hall, a nivel de la vista, desde el segundo nivel.

Los materiales 

Debido a los cortos tiempos y los bajos costos que se exigen para este tipo de proyectos -con presupuesto reducido- se optó por utilizar el hierro como material constructivo base. Se ha empleado puntualmente el hormigón para el mueble de la caja de pago, compuesta por una serie de planos irregulares, vaciada y con un plano de porcelana oscura que contrasta en texturas y tonalidad con el resto del elemento. Al desmantelar el local, en lugar de prescindir del material anterior, se reutilizaron y se repararon ciertas partes como lámparas de empotrar, tuberías, restos de hierro, madera, etc. Una vez demolido el yeso del techo anterior, se dejó desnuda la losa metálica, en consecuencia, tanto las instalaciones mecánicas como las eléctricas se han diseñado para que queden expuestas a la vista. También para agilizar los tiempos de construcción de paredes se han propuesto bastidores metálicos armados en taller y ensamblados en sitio. Empotradas en dichos marcos, colocamos láminas de MDF lisas y acanaladas y, en otros casos, láminas de acrílico de color para lograr diferenciar zonas, rematar vistas y jerarquizar espacios. El sistema de iluminación acompaña dos largas filas de lámparas circulares que vienen desde el fondo y, llegan al hall de acceso mediante una estructura metálica que queda colgada del techo de la doble altura. Esto permite, entre otras cosas, ofrecer unas referencias de escala, reforzar de la perspectiva, etc. Los suelos se han resuelto con láminas de vinil industrial. En la planta alta se colocó un tono oscuro para las zonas de alto tránsito y claro para las zonas de permanencia. En la planta baja, con un juego de bandas de distintos anchos y tres tonos, se juega con el sentido de la circulación generando un efecto cinético que se activa con el desplazamiento. 

El mobiliario

En torno a los elementos de mobiliario, es de señalar que se han ubicado estratégicamente para resolver y compensar las irregulardades y los desfases tanto de la estructura como del perímetro del local. Una serie de muebles de hierro pertenecientes a la imagen de esta cadena de tiendas, ajustados al eje central de columnas, han permitido marcar zonas de permanencia laterales y definir la ruta hacia ambos extremos de la planta rectangular. Junto a ellos, la pieza del mesón permite definir el área entre la vitrina y la calle, además de contribuir con la relación visual interior-exterior (tienda-calle), y viceversa, debido a una marcada condición de peatonalidad que se presenta en la zona. También se han diseñado piezas singulares de MDF para exhibición de objetos específicos y, sobre todo, para lograr ofrecer unidad e idea de totalidad dentro de una exhibición con un carácter lúdico. La última pieza significativa en la composición propuesta es la escalera. Se ha tomado como un elemento singular y dinámico que alberga un pequeño depósito, ha sido liberada con respecto a su condición de empotramiento original y empleada como remate de la perspectiva más larga del espacio.


Croquis


Maqueta


Renders


Planos


Fotos