Procesos_Obras

Para STA construir es un hecho fundamental en la manera de entender la arquitectura. En la obra, se ponen a prueba constantemente las ideas de proyecto frente a los materiales y la técnica que demanda la construcción. Nadie, como el arquitecto que propone y su equipo, tienen la noción de totalidad del proyecto, la capacidad para coordinar y tener el control sobre las consecuencias de materializar la obra como se ha proyectado. El arquitecto logra incluso llegar a controlar los cambios que pudieran suscitarse durante el proceso de ejecución. La calidad final de las obras arquitectónicas dependerán siempre de las ideas propuestas desde la oficina proyectista, apoyadas por los cálculos y diseños de las ingenierías, las minuciosas supervisiones de ingeniería y arquitectura y, finalmente, la correcta ejecución de la empresa constructora.

La mucha luz es como la mucha sombra: no deja ver.  Octavio Paz