Taller_Maquetería

Los antecedentes a la fundación de STA (2003) tienen origen en el año 1995, cuando se inicia una actividad profesional dedicada a la investigación y la elaboración de maquetas experimentales en arquitectura. Esta actividad se formalizó gracias a encargos realizados por los más importantes museos, galerías e instituciones públicas y privadas del país, y algunas oficinas de arquitectura, que en la gran mayoría de los casos ofrecieron la posibilidad de hacer propuestas y enriquecer las búsquedas del taller. El interés siempre estuvo centrado en trabajar con maestros o con arquitectos contemporáneos que hacían aportes a la disciplina y, sobre todo, poseían una obras relevantes que podían ser exhibidas para que el público en general se acerque y conozca la Arquitectura. Se hicieron maquetas profesionales durante 20 años (1992-2012) con la clara intención de iniciar y aprender sobre la disciplina para lo que vendría después con la oficina de arquitectura STA.

Gracias a este oficio se conoció el valor de los detalles, de la escala, el manejo de la composición y de las proporciones, así como también se exploraron diferentes lenguajes expresivos, texturas, colores, materiales, técnicas de ensamblaje, etc. También hacer maquetas fue una manera de fomentar la disciplina, la constancia y despertar el espíritu de superación bajo unos niveles altos de presión en busca de la perfección.  Esta ardua y minuciosa labor, que empezó durante la época estudiantil, permitió no solo formar una manera “hacer” sino que, en paralelo, logró un acercamiento hacia la investigación y la crítica del proyecto en arquitectura y, posteriormente, a la necesaria autocrítica a la propia obra de STA. Hoy en día, luego de más de dos décadas y media de experiencia, STA ha continuado realizando maquetas de todo tipo pero únicamente para los proyectos propios del estudio de arquitectura y diseño, al tiempo que aporta conocimientos y nuevos hallazgos de investigación a la enseñanza de los estudiantes de arquitectura. También ofrece el servicio de asesorías y consultorías a oficinas, empresas e instituciones museísticas interesadas en el tema.

Se trabaja con imaginación, intuición y una verdad aparente; cuando esto se consigue, entonces se logra la historia que uno quiere dar a conocer.  Juan Rulfo